BEA: Dark and beautiful innocence.

Cierra los ojos e imagina una voz tersa rodeada de pianos obscuros. Es BEA, bailando en rosa mientras llueven pétalos.

Por Alicia Reyes.


Publicado hace 1 año 11 meses

http://bea1991.info/

¿Por qué leer esto?

Porque el match de su música y videos es una buena apuesta. Y para no confundirla con Bea Miller.


Bea es una artista holandesa que sale a la luz a finales del año pasado con su EP debut «Good Thinking», constituido por cinco tracks electro pop. Su música induce una paz hipnotizante tanto por su envolvente voz como por las múltiples capas de sonidos de voces, sintetizadores y pianos, que culminan en una atmósfera oscura y sin embargo tranquila. Sus canciones están permeadas por influencias de trip-hop, tales como Portishead y Massive Attack.

Sus videos musicales, dirigidos por Piet Lavengeld, podrían ser más bien considerados como piezas de videoarte, ya que no salen de una estética; simplicidad que, más que ser un elemento aislado de su música, funcionan como un complemento.

«We’re like the hard born» nos presenta a una Bea en un traje de neopreno color crema y con cabello húmedo, casi inmaculada. Todo el video es ella misma bajo el lente de su iPhone colocado en un selfie stick, sentada frente a un fondo blanco, inmersa en un delicado humo translucido, y la perturbadora aparición de un perro hecho en CGI que con mirada perdida canta los coros.

«Filthy believer» es el segundo de sus originales videos. En este aparece la holandesa con la cara y manos pintadas y, poseedora de la misma expresión calma y ambigua del primero, baila sobre un fondo totalmente rosa, al principio con sutileza, y a medida que avanza sube la intensidad, hasta que al final termina casi saltando, impetuosa, cubierta de pétalos digitales que caen sobre ella.

Su sensualidad innata e inocente, combinada con su música cautivadora, es lo que ha hecho de sus expresiones audiovisuales irresistibles.


Comentarios de Disqus