Con ojos estadounidenses

Sin adentrarnos mucho en el tipo de papel que estos personajes interpretan en la televisión, vamos a interesarnos en cómo los personificaban a través del vestuario e intereses.

Por Carlos M Román.


Publicado hace 1 año 6 meses


¿Por qué leer esto?

Porque «el latino» es un estereotipo que los gringos aman.


«Ser mexicoamericano es duro. Los -anglos- se te echan encima si no hablas inglés perfecto, los mexicanos se te echan encima si no hablas un español perfecto, tenemos que ser el doble de perfectos. Necesitamos saber sobre John Wayne y Pedro Infante, sobre Frank Sinatra y Agustín Lara, sobre Oprah y Cristina. La comida -anglo- nos parece aburrida pero la mexicana nos da diarrea, eso a mí, me da vergüenza. Nippon americanos, italoamericanos, germano americanos, su país de origen está cruzando el océano. El nuestro está justo al lado. Allá tenemos que probar lo mexicano que somos y aquí, lo norteamericanos que somos. Hay que ser más mexicano que un mexicano y más gringo que un gringo, ¡todo al mismo tiempo! Es agotador».
Abraham Quintanilla, Selena 1997.

«Ugly Betty», Betty Suarez.

Cuando crearon la versión estadounidense de la telenovela colombiana «Yo soy Betty, la fea», hicieron varios cambios en la historia, pero Betty seguía siendo latina, en el primer capítulo aparece con un gran poncho que tenía escrito «Guadalajara» en amarillo, porque todo tapatío tiene uno así en su armario ¿no?, y durante las primeras temporadas vestía muy peculiar, prendas sobre prendas, colores brillantes, mezclaba distintos estampados, zapatos descubiertos con calcetas, nada sofisticado pero tampoco nada aburrido, Betty era la única en la serie que se vestía lo más cercano a lo que realmente es Prada.

«Orange is the New Black».Marisol Gonzales «La Flaca».

Uno de los estereotipos que es muy común darle a los latinos es el del personaje sexy, los hombres musculosos y bronceados, las mujeres curvilíneas y cabello a la cintura, «La Flaca» tiene el cabello largo y esas curvas pero no usa vestidos rojos ajustados, antes de que llevara por siempre ese uniforme color caqui de preso, su aspecto era más sombrío, labial oscuro, tartán, accesorios con cruces y enormes plataformas, probablemente esto ayudo a declararla culpable de algo de lo que era inocente.

«Lizzie McGuire», Miranda Sanchez.

Ella era la mejor amiga de Lizzie, una adolescente a principios de los 2000, así que a algunos nos puede resultar muy familiar su estilo, para ser más preciso los distintos peinados que usaba: unos días con grandes ligas peludas de colores, otras veces más de dos trenzas, para llamar la atención de algún chico agregaba gorros llamativos, y el clásico: chongos despeinados con palillos chinos enterrados.

«Dora, la exploradora», Dora Márquez.

A Dora no le importa nada, ella es feliz siendo básica, lleva una mochila morada donde carga miles de cosas, justo como seguro su madre le enseñó. La practicidad ante todo, camiseta, shorts y zapato deportivo, ella es exploradora lo menos que quiere es que algo le estorbe, todo el día anda de arriba para abajo siguiendo las instrucciones que los niños le dan. La puedo imaginar perfectamente formada en la fila de Gap para pagar un par de camisetas color rosa y sus calcetas amarillas.


Comentarios de Disqus