LAtino Doyers

El béisbol es un deporte enteramente norteamericano «gringo» a pesar de su origen inglés. De un simple juego para niños, en 1871 se creó la primera liga profesional de béisbol en Estados Unidos y evolucionó a un monstruo de entretenimiento que genera billones de dólares anualmente.

Por Rebeca Murrieta.


Publicado hace 1 año 4 meses


¿Por qué leer esto?

Porque apoyamos a nuestros paisanos.


Desde su inicio, este deporte concentró la identidad americana, sus equipos representan distintos rasgos de la vida y economía del país, como la personalidad industrial urbana de la Liga Americana con Yankees de Nueva York, Tigres de Detroit, Medias Rojas de Boston, contrastando la imagen más campirana y relajada de la Liga Nacional con los Gigantes de San Francisco, Piratas de Pittsburgh.

Desafortunadamente el béisbol también reflejó los problemas raciales de los Estados Unidos, los afroamericanos tenían prohibido jugar profesionalmente, era un deporte enteramente de blancos y ese conflicto racial, abrió a los latinos un panorama deportivo, pues aunque migrantes, si podían ser parte de la liga. El primer jugador latino en las Grandes Ligas de Béisbol fue Luis Castro (Colombia, 1976-1941) fichado por los Philadelphia Atlethics en 1902, mientras Jackie Robinson, el primer jugador afroamericano, debutó en 1947. Incluso el primer mexicano en Grandes Ligas jugó 14 años antes que Robinson y fue Mel Almada en 1933. Hoy en día hay más de 300 jugadores latinoamericanos activos en la MLB, incluyendo venezolanos, mexicanos, dominicanos, colombianos y claro cubanos.

El equipo que ha abrazado la bicultura de sus deportistas y sobre todo de su audiencia han sido los Los Angeles Dodgers. La inmensa comunidad latina, sobre todo mexicana de Los Angeles, California, se aproxima a los 2 millones de hispanoparlantes de un total de 3.8 millones de habitantes, esto se acerca al 50%. El acercamiento a la audiencia latina ha marcado por completo la identidad de los Dodgers. Fue este equipo que transmitiera por radio y por primera vez un partido de béisbol narrado en español, esto en el año de 1958. Después vino el fenómeno del pitcher mexicano Fernando «El Toro» Valenzuela en los años 80, se dispararon las audiencias generando todo un fenómeno comercial dentro de la comunidad latinoamericana en California.

El 42% de los fans de Dodgers son hispanos y representan ventas anuales de más de 70 billones de dólares, según el LA Hispanic Market Report. Tanto ha crecido la euforia latina por los Dodgers que la franquicia en 2010 patentó el nombre «Doyers» para explotarlo mercadológicamente, y ha funcionado bastante bien. Además uno de sus jugadores estrellas es el bateador y primera base mexicano Adrian González, de los 15 mejores peloteros de Grandes ligas, cabe mencionar que según Forbes, Adrian González es el deportista mexicano mejor pagado del mundo, superando por mucho a las estrellas futbolistas en el extranjero.

Un deporte tan peculiar como el béisbol, donde la concentración, paciencia de todos los jugadores que aguardan el momento preciso para correr, tirar la bola o batear, y que definió el espíritu de limpia competencia en el naciente capitalismo americano, hoy es impensable sin el nutriente latino.


Comentarios de Disqus