Now-Impressionism

O ¿por qué el arte moderno (no) es tan malo?

Por Sarah Ventura.


Publicado hace 1 año 3 semanas


¿Por qué leer esto?

Por que ya no hay criterios, sólo arte.


De acuerdo con el DRAE arte es la capacidad, habilidad para hacer algo, sin embargo nos apegamos más al segundo significado: «Manifestación de la actividad humana mediante la cual se interpreta lo real o se plasma lo imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros», ésto no es un texto de una clase de arte o un ejercicio sobre cómo buscar en el diccionario.

El arte es una acción u objeto que nos caracteriza, nos hipnotiza, no importa el estilo o la forma de expresión, todos tenemos nuestro afinidad hacia algo, puede que le llamemos Harmony Korine, Petra Collins o Dash Snow…
Recientemente circulaba un video llamado «Why is Modern Art so Bad?» en el que se expone que no existe un criterio objetivo para calificar la calidad del arte. Anteriormente se podía calificar esa habilidad con excelencia para crear una pieza de arte, inspirando a otros a mejorar esa técnica.
El argumento a mí punto de vista es válido y verdadero, obras de Beethoven me ponen la piel chinita y probablemente ver La Piedad también lo haría, pero ya no vivimos en el siglo XVI donde aquellos con la capacidad y don podían vivir para representar la belleza y crear a expensas de los mecenas, ahora el arte tiene que ser accesible, finalmente somos los mortales los que creamos el arte y los que lo subimos a Tumblr y a Instagram. Podemos llamar arte a un graffiti a la vuelta de la esquina por el simple hecho de que para nosotros tiene un valor, un valor tan subjetivo que podría nunca ser igual al de otra persona.

El video marca el siglo XIX con el movimiento impresionista como el momento en el que el valor objetivo del arte comenzó a irse a la shit y en honor a eso sugeriré unos cuantos artistas/conceptos que yo llamo un now-impressionism o sea, lo que sea es nuevo y todos son jóvenes artistas.

Danny Fox, británico, de unos 28 años, cabello largo, autodidacta y con un pinturas que reflejan sus gustos. Después de pintar sobre sus vivencias, nefasteado decidió pintar personajes de TV, presidentes, historias de libros, mujeres, vaqueros. Piensa en Gauguin meets Matisse con un poco de aliento alcohólico.

Coreana, educada de las bellas artes, las ilustraciones de Kang YeonJi son como un remake de las bailarinas de Degas, robustas y llenas de color transmiten la vida de bailarinas que a pesar de su robustez parecen ligeras para realizar un arabesque.

La multidisciplinaria India Salvor Menuez realiza todo tipo de proyectos artísticos, interesada y dedicada al arte desde los 15 años, esta chica ya es cosa seria en el mundo del arte. Sus dibujos parecen los bocetos de algún gran artista de del siglo XIV. En colaboración con la fotógrafa Maya Fuhr realizó una serie de piezas que tienen un valor agregado al ser también interpretadas por ella misma.

Y por último y fuera del contexto Now-Impressionism está Ana Kras con sus dibujos abstractos, dibujo-técnico-2 meets Picasso, diseñadora de título ejerce diferentes disciplinas artísticas: fotografía, dibujo y pintura.

Puede que nada de ésto les guste y lo suyo sea el arte huichol, Vaka Valo o The Weekend, pero qué más da, es cultura y a mi particular punto de vista puede ser arte, al fin y al cabo no hay un criterio para calificarlo. No hay nada mejor que tener un obra de arte para mirar todos los días y si nos costó $5, ya la hicimos.


Comentarios de Disqus