Fragmentación

Por Bernardette Limón.


Publicado hace 1 año 1 semana


¿Por qué leer esto?

Porque conoces la palabra Netflixeando


Constantemente definimos la vida en likes, memes, sátiras, y algunas veces si queremos compartir nuestro lado profundo mostramos frases de autoayuda o de alguien más que en algún momento de su vida se encontró bajo el mismo sentimiento que tú. Hoy hemos empoderado a las masas a través de sus redes, hemos creado opiniones nobles, crueles, humanas o prejuiciosas en función de cualquier tema que pase en nuestros mundos.

Nuestra opinión afuera ya es parte del Vox Populli, del día a día, ya es una guía para la vida.

Lo fascinante de la conectividad actual es que nos ha permitido incorporar nuevos verbos a nuestro diccionario personal, por ejemplo: Netflixeando. Dentro de este verbo ha nacido una contracultura, un hábito y una forma de vida. Así me vi en el 2015, Netflixeando mientras me recuperaba de una intervención menor, había visto muchas veces la portada de esa serie, pero nunca había prestado atención y un buen día me decidí por fin a verla, Chef’s Table.

Podrá ser pretenciosa, podrá estar fuera del alcance, podrá ser exagerada, pero algo que no le falta es pasión; el movimiento entre sinfonías clásicas, de-construcciones irreales de la comida y formaciones artísticas totalmente inesperadas, esto es todo. Terminé la primer temporada en dos días, aún así quería más, no quería volverme chef, no quería ir a la cocina a prepararme algo hermoso, quería salir y poner en acción la inspiración que me había dejado, porque si algo tiene Chef’s Table además de pasión en cada minuto, es inspiración, es realidad, es acción; todo eso que está fuera de las computadoras, de las redes sociales, de la misma TV.

Esta serie no solamente tiene algunos de los mejores o más reconocidos chefs del mundo, tiene una muestra inigualable de la cultura que rodea cada restaurante, es una fuente inagotable de emociones, un espasmo que transmite lecciones de vida -totalmente alejadas de la superación personal- muy cercanas a nuestra realidad, y por si fuera poco, con Vivaldi de fondo.


Comentarios de Disqus