Todo comenzó con el terciopelo negro

Este tono que te vulnera y al mismo tiempo te hace fuerte.

Por Posh Editorial.

Colaboración de

Karla Muñoz


Publicado hace 8 meses 1 día


¿Por qué leer esto?

Porque amamos el negro.


El negro como punto de partida o de llegada, para unos melancolía para otros elegancia; si algo he notado en los creativos «léase: diseñadores, artistas, escritores etc.» es el negro de sus almas o sus guardarropas, que viene siendo lo mismo. Será que se necesita la ausencia de color para crear, este color de indumentaria que no solo cubre el cuerpo sino también las emociones, es el color preferido por mucho en la industria de la moda, y después de leer un artículo de Suzy Menkes sobre la colección otoño/invierno 2016-2017 de Giorgio Armani "vi al negro con otros ojos, lo vi salvaje, lo vi suave y lo sentí mío".

¿Por qué terciopelo negro? “Es bello y elegante, intenso, y es lo único que te aporta esa ligereza y esa profundidad”, dijo Armani, y con esto fue suficiente para atraparme, el negro en pasarelas es común, incluso llega a ser predecible nunca falta para el frío o el calor, y podría ser que la industria de la moda entienda que siempre hay mercado para este tono, por más que se imponga una tendencia de colores vivos para alguna temporada, las tiendas de ropa siempre están repletas de prendas oscuras.

¿Pero cómo convertimos a un color en estandarte?, ¿cómo es que lo preferimos de entre tantos?, y mientras me hacía esta y muchas otras preguntas resumí en una palabra toda la cuestión: «ausencia», esa que sucede a media noche cuando no hay ruido, no hay color ni luz, y que te hace aflorar los pensamientos más ridículos, los amores de hace años, los anhelos futuros, extrañamente la ausencia está llena, y es profunda, tanto que te permite ver lo que con luz no puedes, y es gracias a esta que podemos apreciar otros colores. El negro como la noche se conecta entonces a nuestra parte más animal y racional al mismo tiempo, ningún otro color se acerca tanto a lo que somos y nos muestra lo que no somos, nos deja desnudos y en voz baja nos dice explora, entiende y siente.

Este tono que te vulnera y al mismo tiempo te hace fuerte es el preferido de los creativos, y para entender el por qué, basto comenzar con el terciopelo negro.


Comentarios de Disqus