Cocina: No cocina.

La cocina es por los objetos que la habitan.

Por Posh Editorial.

Colaboración de

Texto de Sayuri Sánchez


Publicado hace 3 meses 3 semanas



“[…] en todos los lugares de mi vida habrá seguramente muchas cocinas”.
- Mikage Sakurai en Kitchen de Banana Yoshimoto.

Según el libro Las medidas de una casa: Antropometría de la vivienda (1991) de Xavier Fonseca, el trazo de espacios sobre los planos se rige por información estadística. En dicha distribución de lugares el tiempo se vuelve un factor vital, pero también estadístico; para analizar la funcionalidad del apartamento como lugar habitacional, George Perec en Especies de espacios desglosa la rutina de una familia cotidiana — madre, padre e hijo — que se levanta a las 7 de la mañana y concluye sus labores de existencia a las 10 de la noche. Durante ese transcurso la madre es la única que permanece en casa, la mayor parte del tiempo en la cocina.

A Mikage le gusta pasar tiempo en la cocina. Su abuela acaba de morir. Sus padres murieron mucho antes que su abuela. Ella duerme cerca del refrigerador porque el ruido la tranquiliza. En el interior de un frigorífico no se puede pensar en la muerte, las fechas de caducidad tienen posibilidad de prolongarse, es en el exterior donde se empieza a reconocer lo descompuesto. Los pensamientos de muerte se vuelven muy ajenos a la cocina y el mismo espacio se vuelve ajeno a sí mismo si analizamos su funcionalidad. Para dicho cometido, he evocado a la protagonista de la primera novela de Banana Yoshimoto, Kitchen (1988): la joven Mikage Sakurai, quien, después de perder a su abuela y verse obligada a cambiar de departamento, acepta la invitación de Yuichi Tanabe, el florista de su abuela, para vivir con él y su madre — antes padre — Eriko.

La relación de Yuichi y Mikage se fortalece por el recuerdo de la abuela. Mikage se concentra en perfeccionar su técnica de cocina de manera autodidacta, deja la universidad para trabajar como ayudante de una profesora de cocina, se muda de casa de los Tanabe.

Meses después se entera que Eriko ha sido asesinada. Regresa. Hace de su punto de partida la cocina de los Tanabe, «¿Por qué amo tanto las cosas de la cocina?» se pregunta. «Es extraño. Las quiero como un anhelo lejano grabado en la memoria de la mente. Cuando estoy aquí, todo regresa al punto de partida y hay algo que vuelve a mí». (Yoshimoto, pág.80)

La cocina es por los objetos que la habitan. Volvemos a los planos de Xavier Fonseca donde se trazan las medidas y distribución ideal de una cocina. El rango de utilización de los espacios se vuelve un factor clave; por porcentaje de tiempo, la tarja (43-48%) y la estufa (14-18%) son los espacios más empleados, objetos mediadores entre el humano, el agua y el fuego. En primera instancia parecería que estuviéramos hablando de elementos contrarios, pero en este caso subsisten por su carácter de purificación y renovación.

En los esbozos de los lavatrastos viene una nota al pie, donde se recomienda que la tarja quede enfrente de una ventana; con tal representación del exterior, queda claro que la importancia no radica en pertenecer a la cocina.

Para el análisis dimensional de dicho espacio, Fonseca incluye el boceto de una figura femenina; cabello y falda larga, rodeada de medidas mínimas y máximas mientras husmea la alacena, lava los trastes, hornea, corta, sirve.

Una mujer prepara la cena, observa los recetarios para elegir el menú, se aventura hacia el refrigerador y libera un trozo de carne que pone a cocer. Se cuestiona la intuición que debería indicarle en qué momento la carne se encuentra cocida mientras se cuestiona también la lógica de su matrimonio. Esta es la historia de Lección de cocina (1971) cuento de Rosario Castellanos. «Mi lugar está aquí. Desde el principio de los tiempos ha estado aquí». insiste este personaje que, al final, termina quemando la estructura familiar prototipica a través del trozo de carne que serviría al esposo. Allí los procesos de purificación.

Si bien el acto de cocinar nos da la posibilidad de comer, nuestra participación en dicho acto definirá el valor simbólico del mismo. En el caso de Mikage, comer se convierte en un ritual de recuerdo, cada platillo será una ofrenda a lo perdido, la cuestión no es ser fiel al espacio sino a los procesos de cocción y las medidas de cada platilllo.

Yuichi se ha refugiado en un hotel mientras Mikage se encuentra de viaje. La joven decide emprender un largo viaje de retorno para llevar un katsudon a su amigo. Ella no lo ha preparado, pero ha analizado el platillo: estructura, ingredientes, composición, los sabores son el mensaje. El alimento es una posibilidad de viaje para la cultura.

Mikage por fin, al entrar de manera clandestina al hotel, logra entregarle el katsudon a Yuichi. «La muerte tiene un peso demasiado grande y a nosotros, que somos jóvenes y no teníamos que conocerla, nos ha aplastado» (Yoshimoto, pág. 138) le menciona a Yuichi una vez que ha terminado de engullir su manjar. Dicha escena no se aleja tanto de la mujer del cuento de Rosario Castellanos, que observa cómo se reduce la carne en la sartén; más que perdida, reconocemos la no pertenencia al espacio.

No se necesita de una cocina para cocinar, y eso — ilustrado aquí con historia pertenecientes a la década de los años 70’s, 80’s — en nuestro siglo se empieza a comprobar desde el plano de la arquitectura misma con el proyecto de la catalana Anna Puigjaner, Kitchenless City: Architectural Systems for Social Welfare, donde se analiza el valor de una casa no por sus metros cuadrados sino por sus servicios. La ventana en la tarja como representación del exterior ha sido suplantada por el mismo exterior. Nosotras no habitamos la cocina, y eso es la mayor justiciada realizada a la mujer de los planos.

Bibliografía

Bestard, Cati (4 de agosto de 2016). arch daily . Obtenido de arch daily:
http://www.archdaily.mx/mx/792572/vivir-sin- cocina-segun- anna-puigjaner- tu-casa- no- tiene-por- que-ser- para-toda- la-vida
Fonseca, Xavier (1991). Las medidas de una casa. Antropometría de la vivienda . Ciudad de México : Pax México .
Perec, Georges (s.f.). Especies de Espacios . España : Montesinos .
Yoshimoto, Banana (2010). Kitchen . Ciudad de México : Tusquets .


Comentarios de Disqus